Está científicamente estudiado que la química y la adrenalina que produce el enamoramiento dura alrededor de 2.5 a 3 años; después de ese tiempo el amor se transforma. Depende de nosotros alimentarlo y hacerlo crecer cada día más. Y aunque a veces esto nos parezca obvio, no es una tarea fácil.

La cotidianidad, los problemas personales, la rutina, muchas veces hacen que la relación de pareja se vuelva un poco monótona y la llegada de los hijos puede ser un tsunami si no se tienen las herramientas para mantener la pareja fortalecida. Por esto es importante siempre tener en cuenta que el bastión de la familia, es la pareja. Te dejamos aquí unos consejos útiles que puedes llevar a cabo en tu relación de pareja.

1) Mantén siempre una comunicación asertiva

Esto se traduce en dos aspectos primordiales: el primero es no estallar, ni hacer reclamos todo el tiempo (a veces está bien hacernos los locos) y buscar un espacio en donde uno pueda expresar aquello que le molesta (lo más importante, en calma y no en medio de la rabia). El segundo aspecto es expresar las molestias desde el sentir propio. Es muy diferente decir “es que tu nunca me pones atención” a decir “yo siento que cuando te volteas a ver televisión no me pones atención y eso me molesta”. La primera frase es una acusación directa y generalizada que hace que los ánimos se caldeen (procura no generalizar, es decir no usar las palabras “nunca” o “siempre”), la segunda frase sale desde el sentimiento propio, hace referencia a una actitud puntual y expresa la emoción que me produce y que es válida. Es mucho más fácil construir un diálogo desde este tipo de comunicación puntual y asertiva que desde una comunicación que generaliza, acusa y pone al otro inmediatamente a la defensiva.

2) Procuren tener un espacio a las semanas, solos, de pareja.

Así como en la agenda uno anota la cita con el médico, el jefe o las obligaciones laborales, así mismo y con la misma importancia, se deben separar los espacios de pareja. Puede ser por ejemplo los martes en la noche. Un espacio en el que saben que van a ir a comer, a cine, a un masaje, a teatro o a lo que a ustedes se les ocurra. Es importante preparar con quién dejar a los hijos para que puedan salir con toda la confianza. Tip adicional: pueden establecer que cada semana uno escoja lo que vayan a hacer y sea sorpresa para el otro. Este tipo de rupturas cotidianas, mantiene viva una relación. Y eso sí, al menos una vez al año regálense un viajecito de pareja (así sea un puente) una escapada para ustedes dos. ¡¡Sus hijos lo agradecerán!!

3) Hablen sobre los criterios de crianza para los hijos y lleguen a acuerdos que ambos puedan cumplir

Cuando se está en pareja es evidente que hay que estar dispuestos a negociar y a ceder en algunos aspectos. Lo importante es que no se desautoricen en frente de los chiquis, si algo les molesta, procuren esperar y hablarlo en un espacio de pareja. Acuérdense que ustedes dos son un equipo y los equipos deben trabajar en conjunto, planear estrategias y resolver los conflictos al interior.

La verdad es que cada día trae su afán y cuando hay amor todo se puede superar. Estos pequeños consejos útiles te ayudarán y te darán ideas para que puedan llegar juntos y unidos hasta viejitos. Dale siempre la importancia y el lugar que se merece a tu pareja, entre los dos, son el bastión y el pilar de una familia feliz.